Cuidado de las joyas

Trata las joyas con cuidado y quítatelas para lavarte las manos o cuando vayas a utilizar productos químicos o ácidos tales como perfumes, jabones, detergentes, etc.

Recomendamos evitar el contacto de tus joyas con el agua en la ducha, la piscina o el mar. Intenta no llevar las joyas en cualquier actividad física que implique sudoración excesiva.

Limpieza de las joyas

Para evitar pérdidas de color y brillo conviene limpiar las joyas tras su uso. Deben limpiarse suavemente con un paño de algodón húmedo (sólo con agua, no aplicar ningún líquido con productos químicos) o una gamuza de microfibra específica para limpieza de joyas. Frote suavemente sobre la joya para eliminar la posible suciedad.

En ningún caso aplicar ningún producto o líquido químico sobre las joyas.

Cómo guardar tus joyas

Para evitar que se estropeen o se rayen, guarda tus joyas siempre por separado para que no se rocen unas con otras.

Tus joyas deben guardarse siempre lejos de cualquier exposición a la luz solar y lejos de sitios cálidos, idealmente en un joyero acolchado. Recomendamos no guardar las joyas en el baño o en sitios húmedos.

La caja de presentación de Marzio Milano es perfecta para usarlo como joyero.

Menú